Para Café Tacvba su longevidad musical se debe a que su interés “es social, no político"

La banda ha sobrevivido gracias al arte y a la música
Mar 6 2019

La banda mexicana Café Tacvba, que en junio próximo festejará 30 años de existencia, explicó que su longevidad musical se debe a que su conexión con el público se dio en el terreno social y no en el político.

"Hemos sobrevivido gracias al arte, a la música porque es una conexión que va por otro canal, por un cable que no es el político, pero sí el social", dijo el cantante del grupo, Rubén Albarrán.

"Nuestra música viene de allí. No estamos separados de nuestra sociedad y nuestra música se deja influir por todo lo que acontece", añadió en entrevista con la coordinación de difusión cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Por el contrario, en el terreno político, el cantante y líder de la banda dijo que el país "sigue siendo lo mismo y ahora nos damos cuenta que estamos en un momento urgente y que necesitamos más de lo que requeríamos hace 24 años”.

Aunque han transcurrido 30 años desde su primer concierto en un bar en el barrio de Coyoacán, sur de la Ciudad de México, para Albarrán las cosas en México siguen igual.

"Son muchos años para un individuo, pero para un pueblo, un país, en realidad son un suspiro. Creo que no ha pasado gran cosa (en México y América Latina)", apuntó Albarrán.

El cantante comparó el proceso del país con la transmisión de una telenovela "puedes irte un año, regresar y la historia no ha avanzado nada. Y es una telenovela lo que vivimos”.

La banda, que integran Albarrán y los hermanos Joselo y Enrique Rangel y Emmanuel del Real, actualmente graba su segundo disco "Unplugged" (desconectado) en la Sala Nezahualcóyotl, una sala de conciertos fundada el 31 de diciembre de 1976 y sede de la Orquesta Filarmónica de la UNAM.

La grabación es una colaboración de la cadena estadounidense MTV y la coordinación de difusión cultural de la UNAM.

Con la grabación de este disco, Café Tacvba se convertirá e el primer grupo a nivel Latino América en repetir esta experiencia luego del que grabaron en 1995 y que estará bajo la producción del argentino Gustavo Santaolalla.

Fuente: Vanguardia