Jenny and the Mexicats: una década de hacer música

La agrupación alista nuevo disco
Mayo 15 2018

Son ya diez años de Jenny and the Mexicats, razón suficiente para celebrar con sus seguidores tapatíos. Este viernes la fiesta será dentro de la sexta edición del festival WUF. En el cartel también están invitados Sonora Chocolate, Las Papayas de Celaya, Alex Branch, La Poronga Ska, Lubox y Roméz.

Una de las claves del éxito de Jenny and the Mexicats es su carácter multicultural, con miembros de Inglaterra (Jenny), España y México. Vía telefónica, el percusionista David González afirmó que lejos de ser un problema, los diferentes orígenes del cuarteto “ha sido una de nuestras mayores ventajas”. De su formación personal en la música agregó: “Yo vengo un poco de la música tradicional española, el flamenco me gusta mucho, la música latina en general, la salsa, la música cubana. Como percusionista me llama mucho la atención. También el rock, pop, tenemos predilección por algunas, como todo mundo tenemos gustos”.

Integrados por Jenny Ball (voz, trompeta y guitarra), Pantera (guitarra), Icho (contrabajo) y el propio David, la buena vibra entre ellos es otro factor para su éxito: “Hemos manejado el grupo como si fuéramos una familia, pasamos mucho tiempo juntos. Somos una banda independiente, hacemos todo el tema de administración, estamos conectados para funcionar en equipo. Ha funcionado bien estos diez años, hemos aprendido hacerlo mejor”.

En el tema de la composición, dentro de Jenny and the Mexicats todos los integrantes aportan: “Nos gusta participar, involucrarnos todos los miembros de la banda, todos proponemos ideas y escuchamos la opinión de los demás”.

La evolución del sonido del grupo ha sido paulatina, sin dejar la esencia. David adelantó que ya trabajan en el material para su cuarto álbum, que sacarán a comienzos del próximo año. Sobre esa evolución del sonido, David agregó que ha sido también en directo: “Sumando más músicos, un sonido más potente. Hemos agregado visuales, efectos visuales en el escenario. El sonido sigue siendo la base de cómo fue en el primer disco: sin batería, guitarra española, cajón, la trompeta”.

Del próximo material, comentó sobre el perfil de música que están haciendo: “En este último disco que estamos grabando con diez años de gira nos ha dado la experiencia de conocer lo que le gusta al público de nuestra música. Darle al público lo que le damos en los directos”.

Para David, los conciertos son la ocasión más importante para transmitir su música: “Es el punto fuerte del grupo, a parte es lo que más nos gusta hacer: subirnos al escenario, cantarle al público y tocar. Nos gusta que sea una fiesta, que la gente vea y baile, nosotros nos contagiamos primero. Es importante que la gente lo vea: es real”.

Y entre esas experiencias frente a sus fans, hay varios momentos que jamás se olvidan. Entre ellos, David destacó su primer gran festival en México: “Recuerdo el primer festival que hicimos en México, un Vive Latino. Fue un parteaguas en nuestra carrera. Veníamos de España, tocábamos en sitios medianos, pero no habíamos tenido un éxito como ese. Tanta gente que fue a vernos”, finalizó.

Fuente: Informador