Aleks Syntek ya tiene a su doble en el Museo de Cera

El cantautor feliz y agradecido de pertenecer al Museo de Cera
Mar 21 2013

Aleks Syntek manifestó su satisfacción por haber quedado inmortalizado, a través de una figura de cera parlante, en el Museo de Cera, "simplemente (estoy) agradecido y es un aliciente más para seguir adelante con mi trabajo" .

El cantautor mexicano, quien goza de gran prestigio en el mundo de la música, develó ayer su figura de cera, la cual recordará a los visitantes el talento de Syntek, al interpretar el tema "Sexo, pudor y lágrimas" en una versión especial.

Ese tema, que distinguiera al cantante, recibió el premio Ariel como Mejor Composición Original para Cine y el "soundtrack" al que dio nombre, fue doble disco de platino en México, Colombia y Estados Unidos.

Visiblemente emocionado, Syntek destacó que es un logro pertenecer al Museo de Cera y tener una estatua a la que él mismo seleccionó el tema que interpretaría, pues considera que "Sexo, pudor y lágrimas" es de los temas más representativos en su carrera.

"Me siento agradecido y honrado, porque es el público mexicano quien hace esta elección y esto nada más me sirve como un aliciente para seguir echándole ganas" , expresó. Refirió que su figura luce el atuendo que ocupó en su primer concierto en el Auditorio Nacional en 2003.

"El traje de cristales que ocupaba para mi espectáculo se convirtió en algo muy emblemático, de ahí la idea de donarlo para mi figura de cera" , que será instalada en El Casino, una de las 14 salas del Museo de Cera, aseveró.

El cantante no perdió la ocasión para bromear un poco al señalar que la figura de cera también servirá como una prueba para que no suba de peso y se mantenga.

Por otra parte, Syntek comentó que se presentará el 20 de abril en el Auditorio Nacional, donde tendrá muchos invitados.

En torno a la posibilidad de hacer un dueto con Thalía, explicó que a pesar de que tiene una buena amistad con la artista, no hay nada contemplado, "los duetos se dan de manera espontánea, creo que no hay que forzar nada".

Fuente: El Universal