Cuando los artistas atacan, parte II

Jul 22 2011

Hola a todos! La semana pasada comentábamos acerca de cómo los artistas a veces pierden la cabeza y atacan a sus seguidores en algún concierto o evento. Una de las ideas que manejábamos dentro del texto era que la violencia en el mundo de la música a veces se debe al exceso de trabajo, presión, o inclusive por el abuso de alcohol o sustancias prohibidas. Todo eso, y a veces algunas de las actitudes de la prensa o los fans, terminan por sacarlos de quicio. De cualquier manera, nada justifica ese tipo de reacciones, sobre todo para figuras públicas que sirven como ejemplo a mucha gente.
Ya entrando de lleno a esta entrega, habíamos quedado de compartirles unos cuantos casos más de artistas que pierden la cabeza:

1. Bjork, la desgreñadora de hielo

Siempre imaginé que Bjork era la persona más calmada y tranquila del mundo. Siempre pensé que la islandesa siempre estaba cool. No se por qué lo pensé, no se si fue su voz, su música, sus ideas… Imaginen cual fue mi sorpresa al ver este video en you tube. No podía creerlo!

En este video vemos a Bjork moviendo sus maletas en el aeropuerto de Singapur, con una actitud que parecía de nefastez. Todo parece normal y en orden hasta cuando se le acerca una reportera y le hace unas preguntas. En ese momento Bjork estalla y se abalanza contra ella. La verdad es que no sabemos por qué, según su disquera fue porque la reportera llevaba cuatro días acosando a la cantante. Será? Les dejamos el video:

2. Akon, el rudo del hip hop

Este senegalés se voló la barda, en serio. Este caso ocurrió en el 2007 en un concierto en Nueva York. La versión oficial fue que algo cayó en el escenario y Akon pidió al público identificar al responsable. En caliente, todos los dedos apuntaron a un pobre chavito. Akon lo invitó al escenario y el chavito se acercó al mismo. Yo no se ustedes, pero me parece que el chavito iba emocionado, con una cierta cara de realización, y creo que nunca se imagino lo que le esperaba.

Akon lo ayudó a subir, y en cuanto el chavo dio un paso, Akon lo carga, lo sube a sus hombros y lo avienta contra la audiencia! Así nomás! Aparte del peligro para el muchacho, la audiencia también pagó el precio. Vean en el video en donde cayó el chavo:

3. Jenni Rivera, sin comentarios

Un caso sorprendente el de Jenni Rivera, no solo por lo que hace si no por la gente que aplaude y apoya lo que hace. Si, si, ya se que Jenni ha pedido disculpas por todo lo que hace, pero en mi opinión, las cosas no se arreglan organizando una rueda de prensa, llevar unos pañuelos desechables y pedir perdón una y mil veces. No, se tiene que demostrar con una intención muy sincera, los hechos tienen que hablar. Pero bueno, en el caso de Jenni les dejaremos dos videos. En el primero, Jenni pierde la cabeza por que le avientan una lata de cerveza. Jenni, muy a la Akon, sube al escenario a la muchacha que aventó la lata. Ahí se armó un juego de palabras y finalmente Jenni termina vaciando la cerveza en la muchacha y estampándosela en la cara. Lamentable, pero más lamentable fue ver como la gente, como los fans aplauden comportamientos así!! Irónico que el mexicano se queja de la violencia que estamos viviendo en el país y en un concierto termina aplaudiéndolo. Vamos, hay que ser congruentes no creen? Aquí les paso el video para que lo chequen:

En nuestro siguiente video con Jenni Rivera no la vemos atacando directamente a un fan, pero si vemos a una Jenni atizando a su hermano para que golpee a un fan. Y vaya golpiza que le puso al pobre hombre, pudo haber acabado en algo más grave. Imaginen, Jenni todavía grita “ahorita va a empezar el verdadero show” antes de que su hermano empiece a golpear al fan. No conformes, dicen por ahí que los guaruras de Jenni sacaron al hombre que golpearon para darle otra golpiza afuera del palenque. Después de este incidente Jenni y su hermano se disculparon. No es la primera vez que lo hacen, y ni creo que sea la última. Pero bueno… les dejo el video:

La violencia no se justifica, nunca. No es posible agreder a una persona así, menos siendo una figura pública. Como comentábamos en la entrega anterior, todo esto es parte del show. No falta el malacopa o el nefasto que va a aventar cosas, no falta el tarugo que grita mil estupideces, no falta quien vaya a abuchear… todo eso es parte del show y cualquier artista, o quien sea que se quiera meter al mundo de la farándula, tiene que entenderlo. Son los riesgos de la profesión y hay que aceptarlos. Es lamentable ver incidentes donde el respeto se rompe, por ambas partes, y acaba en golpes y lesiones. La música no es eso, y un concierto no es para pelear.

En el caso de Jenni algo me preocupó: lo interesante que nos parece la violencia. Como es posible que a pesar de todo lo que nos está pasando podamos aplaudir y reírnos de incidentes así? Y me llama la atención porque cada que entro a algún foro de discusión de periódicos o revistas en línea me topo con los defensores de la paz que repudian la violencia, que exigen que los gobernantes frenen la violencia, que ya todo se acabe… Nadie está en favor de la violencia, al contrario, la repudian. Pero qué pasa en este evento de Jenni? Te topas con un escenario donde aplaudimos la violencia y nos gusta verla. Será así en la mayoría de las plazas? Desafortunadamente, en otros casos hasta los mismos asistentes la generan. Raza, hay que entender que el primer paso para arreglar este problema lo tenemos que dar nosotros, predicando en todas las áreas de nuestra vida una filosofía de no violencia, hay que ser congruentes.

Afortunadamente, en la mayoría de los casos no suceden hechos lamentables. En mi experiencia, jamás me ha tocado ver algo así en vivo. Es un alivio pensar que la probabilidad de sufrir algún ataque de un artista en un concierto es casi 0%, no quiero dejar de disfrutar un buen evento a cante y cante y baile y baile. Aún así, a veces nuestros colegas fans pueden llegar a ser un riesgo para nuestra salida, muy pronto estaremos tocando el tema de los fans que se pasan de lanza en algún concierto.

Saludos a todos y gracias por leer!